miércoles, 1 de noviembre de 2017

ARMANDO ROSSELOT: Poesía Chilena Actual



ARMANDO ROSSELOT C. (Santiago de Chile, 1967). Ingeniero en sonido y diplomado en literatura infantil y juvenil. En 2006 publicó un libro de poesía por editorial Mago Editores, llamado Huesos de Pollo Bicéfalo, ha publicado poesía y relatos en libros de antologías en Chile (Bordecerro y Plaza italia) y España (Especial Asimov de Libro Andrómeda y Eridiano Chile de Alfa Eridiani). En 2007 sale el relato Los niños se aburren por la tarde, en el libro de relatos fantásticos Alucinaciones TXT de editorial Puerto de Escape en Chile. Además  ha publicado  relatos en los libros de literatura fantástica y ciencia ficción POLIEDRO.  Poliedro I (2006), Poliedro 2 (2007), Poliedro 3 (2008), Poliedro 4 ( 2010) y el volumen 5 el 2015, del Grupo Poliedro. Siendo, hasta ahora, uno de los editores del proyecto. En 2009, publicó la novela fantástica juvenil: Te llamarás Konnalef, de editorial Forja. Chile. En Noviembre del 2014 publicó su 2da novela Tarsis, primera de una tetralogía (8128), por la editorial Austrobórea. En 2015 publica 2 poemarios pequeños por Opalina Cartonera: Anexos del siglo pasado y Otro Suelo. En Noviembre del 2015 se publica la 2da novela de la tetralogía: Entidad, también por Austrobórea. El 2016 se realizó la re edición de la primera novela juvenil Te llamarás konnalef, corregida, a la espera de la segunda parte. La nueva versión se llama TOKI  (Ed. Segismundo); también publicó  un poemario: American Home ( Ed. Askasis). El presente año lanzó a fines de abril su poemario Cementerio de Mundo por Cerrojo Ediciones. Colaboraciones en revistas electrónicas y páginas web desde el 2005: Cinosargo, Tauzero, Ngc 3660, Axxon,  Alfa Eridiani, Aurora Bitzine, Diaspar, La Marcha, El Foso, etc. Además dicta un taller de Literatura fantástica, uno de literatura para jóvenes y dos talleres de Novela en Taller 112.


Selección por Gladys Mendía de Anexos (1986-1993)




2


Una cripta de cien metros cubre del sol a esos cadáveres
los que nunca oyeron el grito de su propio nacer
por perderlos en hojas de otoño fuera de tiempo

Así pasan los solsticios
llenos de plegarias sin respuesta
adormecidos
en espera
en un comienzo ajeno
que ni siquiera sabe de sí mismo
  

1990








3


Incontrolable la furia de la bestia
que tocó al inocente
acorralado por sacudir a soñadores rebeldes
que huyen a sus refugios
bajo auroras boreales
manchadas con sesos y trozos de piel

Suplico al creador el término de este genocidio
cuyas cifras aumentan
por cada nuevo año

No rogaremos nunca más
dicen los rebeldes
y yo tiemblo
Queremos por fin una lluvia que limpie las calles
ahora y siempre


1992







5


Cruzo el oscuro velo y caigo al mar
se ensanchan mis carnes
voy moviéndome
ondulante de rojo salado

Hondo es el silencio que todo palpa
salto
dando tumbos en las olas
creo volar
mezclado con nubes y peces
en mis ojos cruzo el límite y caigo

No me deja
me llama
y me tiene
únicamente existe un círculo
allá
donde mi vista acaba junto al horizonte


1990








12


Mañana cuando todo se detenga
voy a ser
insecto entre algodones
vagaré entre rostros incoloros
encontraré a la ninfa
que no me hablará
y cuando desee tocarla
sólo desaparecerá como cualquiera

Y mañana será otra huida
que tendré que soportar
así
cuando la última hoja caiga
la brisa cubrirá mis huellas sin rencor
ella limpia el polvo de ese ventanal póstumo
para que brille tupido
a los ojos del niño


1987









15


En la recóndita alborada
una figura sin rostro esculpe mi nombre
con barro y algunas piedras de río

En regresos me ahogo
cada nuevo comienzo recordando ese despertar
esperando la última llamada
solo en ese agudo e infinito lapso

Respiro lo vivido
al volver al gris paisaje sin sombra ni luz
siento el frío de la pura inexistencia
hecha un instante borroso
junto a los demás prófugos del tiempo

Y después de ver el cielo caerse a pedazos
¿qué más podemos buscar?
tal vez
un año extraviado en la confusión
una muerte que nunca llegó en su momento
o quizás qué
algo que un nuevo comienzo
llegue a mostrarnos
para reírse de nosotros otra vez
y otra vez
como siempre lo ha hecho


1987







jueves, 21 de septiembre de 2017

DANIEL ARELLA: Poesía Actual Venezolana




DANIEL ARELLA (Venezuela, 1988). Licenciado en Letras mención Lengua y literatura Hispanoamericana y Venezolana (ULA). Ha publicado el poemario Al fondo de la trans-parencia (Editorial el perro y la rana, 2011); El loco de Ejido (plaquette, Colección Ojos de videotape, Los Poetas del 5 Editora, Santiago de Chile, 2013). Recibió el XIX Premio Iberoamericano de Poesía por Concurso “Ciro Mendía” en el 2015 (Colom-bia), con su poemario Anatomía del grito.

Selección por Gladys Mendía de El andrógino ebrio en el haitón (Nuevos Clásicos Editorial, La Paz Bolivia, 2017)




Regresé a mi casa tarde
Mi cuerpo era la sombra de mí
Era cierto
Un templo que ardía
Mi cuerpo era la casa del misterio
Mi cuerpo era un Sol que vibraba en
el aire
Regresé a mi casa solo, eterno
Herido de amapolas
Dormido sobre mi padre
Era un Dios que amanecía en las piedras
Era un Dios
Ebrio en el Haitón




Estaba solo
El mar hacía sangrar la luz
Las olas derramaban su pasión y herían
Era tarde
y estaba solo
Las piedras eran máscaras de dolores
antiguos
Dolores viejos del mar
Yo amanecía en mi cuerpo
Era tarde y estaba solo como el sol
Como el sol
Solo en la tarde
amanecía mi dolor




Bebía Cocuy
Y el mar volaba en mí
Mi cuerpo era suyo
De madre en su misterio
Estaba mojado como un resplandor
Era puro vírgen flor
Era príncipe de mi destino
Puro como el ardor yo moría
Acabé sobre el mar
Lo teñí de blanco
Estaba agradecido
El mar de blanco ardía
Las gaviotas
cayeron como estrellas
Sobre el mar y lo apagaron
No pudieron
Fue mi primer cielo abajo
El primero




Mi miembro se endureció con el árbol azul
Mi clítoris con sus hojas rojas
El viento fue orgasmo del silencio
Era dueño de todas las palabras y callaba
Quería deslumbrar a la luz
Con mi misterio
Y hacerla mía
Era mía
La luz
Y mi sangre se congelaba en las alturas
Era mía
La luz
Y estaba oscuro
El silencio era luz y todo amaba
Mi destino estaba completo
Vivía aún
En mí no cabía
(No cabía)




Los colores del instante
Miran su soledad desde mí
Y la verdad amanece
Desnuda como la piedra en mí crece
Estoy otra vez mojado
Y ebrio soy sonido alado
La luz de mi cuerpo
Pudor del espacio
Me arropa hasta saciarme
Hasta saciarme
Me arropa
La luz de mi cuerpo




Amanezco para estar
Anochezco para ser
En el Haitón el aire milagrea
La sombra es santa
Todo para mí es azul
Sucumbo
Los duendes se masturban
Para dormir sobre el aire
Las ninfas se arrastran hasta la entrada
Y sueñan la música que soy
Los tengo tieso
Es una piedra que apunta
Es una piedra abriendo a la noche
El sol recuerda esa piedra
Pero cuando amanece la olvida
O no la olvida



Soy triste
Aunque alegre
Siempre ebrio para el misterio
Ebrio
Bailo para que las flores bailen
Y el día baile
Y los animales bailen con mi esperma
Y con mi esperma la Diosa del Haitón ría
Y se ilumine su promesa
Su muerte
Sea luz en la cueva




miércoles, 13 de septiembre de 2017

ELÍAS HIENAM: Poesía Actual Chilena



ELÍAS HIENAM (seudónimo de Carlos Arias, Santiago de Chile, 1983). Escribió Letra chica (Mantra, 2008) y El patio de las perras (Libros del Perro Negro, 2010). Algunos de sus poemas han aparecido en antologías como Colección Géneros (ediciones Contrabajo, 2011) y Cámara oscura (Balmaceda Arte Joven, 2010). Además escribe el blog musicadealcantarilla, colabora en publicaciones electrónicas como el Proyecto Kombi y participa en diversos espacios radiales del Holding Precario.


Selección de Miga (Libros del Perro Negro, 2013) por Gladys Mendía



cuidado
hay uvas que por falta de sol
y quizás de riego
se vuelven pasas antes de madurar

de ahí el refrán
no todas las pasas son dulces




*

para contarte desde tan lejos
habrá que soplar palabras que entienda el viento,

como los perros comprenden el silbido amigo desde las sombras
y así la tierra llame a la tierra

y la llama que vuelve termal el deshielo

tuerza su intestino
atenuando el hielo y los desvelos;

para contarte desde tan lejos,
habrá que tener paciencia del eco que todas las lenguas sabe

y oirás del papel confinado a un zapato roto
una llama de súbito reanimada por la brisa




4

cuando se enreda la madeja
hay que tener la paciencia del eco que todas las lenguas sabe
y soplar despacito el nudo hasta que se suelta

o cortar el hilo





11

Pomaire oscura y crespa en sentimiento
son tus ojos en el barro,

agua es el deseo, tierra es imposible,
Pomaire está vedado:

Pomaire es fuego y yesca reflejado en tus ojitos
jarros patos rearmados,
un recuerdo aun pendiente





20 (la vía chilena hacia Pomaire)

Pomaire, empanadas, vino tinto
Pomaire, lo terrible en los hornitos
Pomaire maceteros y vasijas,
Pomaire oscuro y tierno,
mariposas,
cantan, todos saben,

en Pomaire todos saben que la tarde
enrojecida guarda el verde
y trae panes calentitos de ceniza





21

rescata pajarillos
y se le posan mariposas que se llevan su tristeza

(esta se disgrega y desvanece),

como si fueran de pronto
y no pudiera ser jamás sino un recuerdo





26

when the sun goes down in Cartagena
y nos vamos por la playa hacia Las Cruces
se escucha ¡gol! en los locales
y galerías de sujetos se retiran alentando al sol a que regrese




29

entonces corrimos por potreros y baldíos

incendiando con los ojos
nos bañamos en la planta

y allí donde dormimos

estuvo nuestra casa






miércoles, 9 de agosto de 2017

PABLO LACROIX: Poesía Actual de Chile





Pablo Lacroix (San Fernando, 1987). Editor y profesor universitario. Fundador del colectivo Mal de Ojo. Editor en Ajiaco ediciones. Ha publicado DER GOLEM (2011, segunda edición, México, 2014), FRACTAL (Chile y México 2015) y es compilador junto a René Silva Catalán de ANTOLOGÍA METALENGUAJE –Literatura y escena metalera¬– (2014). Ha participado en varios recitales y encuentros poéticos como también en eventos de acción, instalación y ejecución performática. Parte de su trabajo literario aparece en antologías y revistas de Chile, Perú, República Dominicana y México.



Selección por Gladys Mendía del libro Fractal





La Imagen Fractal parece un sitio
pero no una vía
que proyecte el escape
Parece cuerpo que vive en la cadena
y la cadena vive
en la multiplicidad del cuerpo
Parece canal que transmite señales
y las señales transmiten
de un tubérculo a otro

La Imagen Fractal parece un sitio
pero no una vía
que proyecte el escape





La Imagen Fractal suele invocar a Benoit Mandelbrot
pero hay que tener cuidado
porque la Imagen Fractal tiende al engaño
Ella dice que Benoit Mandelbrot la originó
Dice, que Benoit Mandelbrot es dueño del concepto
pero Benoit Mandelbrot, el cazador de medallas, no fractalizó nada
Lo fractal lo sobrepasa
ni siquiera es un término al alcance del hombre
Lo fractal es un sistema
una esfera interminable
autosuficiente y autosimilar
duplicado sordo en constante reproducción
La Imagen Fractal no atiende ni escucha nada
Benoit Mandelbrot, el cazador de medallas, es solo una pieza más
dentro del sistema
así que no se engañe
porque ese hombre es una molécula que navega en el mar
así que no se engañe
porque mientras usted lee este poema ese mar está mutando
así que no se engañe
porque ese mar crece, crece, crece y nunca dejará de crecer
nutriéndose de cada engaño con sabor a sal
sabor amargo, sabor sordo
así que no se engañe
porque la Imagen Fractal nunca atenderá el <> de
nuestras voces





Así como el amor de las moléculas que suma y suma
La Imagen Fractal sigue sumando
como un triángulo que inicia en alguna punta y termina
donde nunca va a terminar
La Imagen Fractal es interminable por los siglos de los siglos
Así como el amor de las moléculas
La Imagen Fractal apela a su producción
pero esta vez solo por mitosis
esta vez solo por repetición y engaño
porque el gran engaño de La Imagen Fractal es figurarnos
diferencia
otorgarnos libertades
posibilidades y garantías
que terminan siendo esa meiosis falsa
ese espejismo que nace de la primera molécula
y termina en la última / donde nunca va a terminar /
para así dar empuje a lo que hace tanto comenzó
el llamado amor de las moléculas
y el sistema Fractal que nos cobija el rostro
nos tapa la vista y nos alimenta con el hambre
Así como el amor de las moléculas que suma y suma
La Imagen Fractal sigue sumando
como un triángulo que inicia en alguna punta y termina
donde nunca va a terminar
La Imagen Fractal es interminable por los siglos de los siglos





TIC TAC dice el reloj eternamente
TIC TAC nuestras voces reclaman al unísono
mientras alguien o algo se ríe de nosotros
TIC TAC TIC TAC la espera es interminable
como las manecillas del reloj que todo han de saber
TIC TAC las voces reclaman eternamente
y eternamente alguien o algo se ríe de nosotros
porque ese alguien es un mito
una ilusión o un simulacro
la simulación que nos habla de la creación de los Fractales
de ese joven Benoit Mandelbrot, el cazador de medallas,
TIC TAC TIC TAC TIC TAC el originario
que es un mito y el primero de los primeros engañados
el que alguna vez pensó que lo Fractal era el poder
el que alguna vez pensó que descubrió o inventó algo
pero Benoit Mandelbrot, el cazador de medallas,
solo rasgó la superficie, le dio nombre a esa señal
a ese alguien o algo que ahora se ríe de nosotros
mientras se escucha TIC TAC TIC TAC cómo se nos acaba la vida
y el cuerpo cae para darle vida a otro
que luchará tercamente contra las manecillas del reloj
TIC TAC TIC TAC TIC TAC TIC TAC
que pase el siguiente cuerpo arrastrando los ideales
TIC TAC TIC TAC arrastrándose los hombros





Cada vez que La Imagen Fractal se apodera de un hombre
queda irrenunciablemente un terreno vacío
Cada vez que La Imagen Fractal se apodera de una mujer
queda irrenunciablemente un terreno vacío
porque así es como trabaja La Imagen Fractal
vaciándonos
viciándonos el paisaje
llenándonos de información
y como diría Lyotard:
llenándonos de información para acortarnos la memoria
o como él no diría porque esto nunca fue una cita
sino solo un montaje
o un mensaje reconstruido
una especie de enunciado
o una constante en este sistema Fractal que llamamos Chile
América o Mundo / en este cosmos repetitivo
o en esta suerte de terrenos que se vacían por la sobrecarga
y nos vacían por la información llamada vida
nos vacían cada vez que La Imagen Fractal se apodera de un hombre
nos vacían cada vez que La imagen Fractal se apodera de una mujer
y nos llenan de materiales en este mundo repetitivo
con informaciones repetitivas e interminables que llamamos vivir
con informaciones eternas a las que llamamos vida






Esa habilidad tan valiosa de ocultar el miedo
de decirnos “tranquilos, todo estará bien”
Esa habilidad tan valiosa de ocultarnos el miedo
es una de las habilidades más terribles de La Imagen Fractal
Hay que temer siempre, hay que abrir los ojos
Benoit Mandelbrot, el cazador de medallas, por mucho tiempo los abrió
pero al recibir la última medalla los cerró para saborear el oro
y el oro lo saboreó a él, le quitó la perspectiva
le ocultó para siempre el miedo
y así empezó la dependencia, y así empezó el continuo
donde el miedo se oculta para entregar esperanza
donde el miedo se oculta hasta el día de la muerte
Esa habilidad tan valiosa de ocultar el miedo
de decirnos “tranquilos, todo estará bien”
Esa habilidad tan valiosa de ocultarnos el miedo
es la primera puerta hacia los terrenos vacíos
y la primera llave que conduce al infortunio






El ojo acecha, vigila, corroe,
lastima, carcome, conserva,
diluye, sanciona, destruye,
simula, corrompe, satura,
aniquila, señala, sentencia,
castiga, endeuda, multa,
observa, detiene, evapora,
incluye, habilita, excluye,
rectifica, anestesia, remedia,
opera, cercena, divide,
tramita, establece, comercia,
reordena, reinstala, reubica.

El ojo es el padre,
el hijo,
y el espíritu santo.

Hasta los siglos de los siglos
vivirás el mal de ojo.